Blogia
roberto zucco

Ostentación calculada

Ostentación calculada

Estuve a punto de ir a Libia hace unos años, pero no pasé de Argelia. Siempre me atrajo ese país, no sé exactamente la razón, aunque siempre me atraen los países que han sido colonizados de manera permanente por diferentes imperios, y, finalmente, consiguieron su independencia. Y, como siempre me suele ocurrir, la atracción está en contradicción profunda con la persona concreta que rige los destinos de su población, en este caso Muammar al Ghaddaffi, alguien que, a diferencia de Sadam Hussein, ha conseguido escapar indemne de las iras de los presidentes de EEUU a pesar de ser siempre sospechoso, con mayores o menores indicios, de estar detrás de ese "enemigo en la sombra".

  

Viene esto a colación de la actitud de este dictador en Lisboa en donde se ha hecho fabricar todo un campamento base, para residir él y los doscientos miembros de su séquito mientras asiste la II Cumbre Unión Europea-Africa. Me he puesto a pensar lo que ese alojamiento puede costar a las arcas libias y después he leído algunos artículos sobre la economía del país, y su estratificación sociológica. Naturalmente me he llevado una gran sorpresa porque Libia se puede decir que es un país económicamente rico.

  

No sé si es muy riguroso lo que voy a decir, pero me parece que este país tiene un parecido sociopolítico considerable con Qatar en donde estuve ahora exactamente hace un año. Ambos son países que dependen de una única fuente económica, el petróleo en el caso de Libia y el gas marino en el de Qatar. Esa dependencia económica en un solo frente tiene sus peligros: cuando las cosas del mercado van bien, todo es magnífico, y viceversa. Ambos tienen una tasa de pobreza mínima (en el caso de Libia solo el 7% de la población), y ambos dicen que son democráticos y, en el fondo, son dictaduras más o menos encubiertas. Aún recuerdo la presencia del emir de Qatar en la ceremonia de inauguración de los Juegos Asiáticos, que a mi me recordaba a la de Franco en aquellas demostraciones sindicales del Bernabeu de los años sesenta.

  

En cualquier caso en lo que sí se parecen mucho es en la discriminación de la mujer en casi todos los aspectos de la vida, y en la ausencia real de libertades democráticas, que nadie parece echar de menos. En Libia está vigente la llamada Yamahiryya, que viene a ser como una democracia directa. Lo sorprendente es lo poco que todo esto le importa a la población, que vive en sus afanes y en sus cosas, alejada de los asuntos de la política y de la participación en las decisiones generales. En Qatar a cambio de ese silencio existía un clientelismo institucional de gran nivel. Todo el mundo calla porque todo el mundo está comprado por el estado. En Libia supongo que pasa lo mismo o parecido.

  

Si en una democracia los gestos y las formas son importantes, en estas dictaduras encubiertas y supuestamente civilizadas lo son también. La jaima de lujo de Gadafi cuesta mucho dinero, sí, pero  a través de esa ostentación, supuestamente motivada por las necesidades de su propia seguridad, se intenta transmitir una imagen al mundo de poder, dignidad e independencia nacional que a sus ciudadanos de a pié les parece también estupenda y comparten sin rechistar. Por la cuenta que les trae.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

chusb -

La verdad es que cuando vi el post por primera vez el día que lo pusiste me pregunté qué era lo que te había llevado a fijarte en el personaje, también me acordé de cuando el sha de Persia hizo una cosa parecida hace bastantes años, luego le costó caro. Luego al pasar los días me he acordado mucho de ti pues ha sido una noticia que ha funcionado muy bien en los periódicos y ha dado mucho de qué hablar, en muchos sentidos. He pensado también que seguro que te gustó por la puesta en escena que tiene el pájaro, es inmejorable, parece el personaje de una película las 24 horas del día, y, claro, a ti te gustan mucho los personajes y las puestas en escena, evidentemente, creo que tienes mucho olfato para los personajes.

Un saludo y Felices fiestas pues ahora mismo no me encuentro con fuerzas para leer el otro post de boadella, volveré en otro momento para leerlo con calma.

Rutero -

Las vírgenes están entrenadas para matar a cualquier persona que se acerque con malas intenciones.

Lord Palumbo -

A mi me encanta la foto: el tipo está en el apartamento de la madre a las afueras de Trípoli (pedazo de persiana lamentable!!) porque fue a pedirle prestado un chal y, antes de salir, como el día amaneció muy feo, comprueba si llueve. Debe ser algo así, no?

Lord Palumbo -

Pero ¿qué significan que son homicidas? Pues a ver si alguna se carga al peluquero de Gadaffi.

Rutero -

A mí lo que no me cuadra de este hombre es lo de las treinta vírgenes homicidas. Ser dictador omnipotente para estar rodeado de vírgenes... Porca Miseria!!!

Lord Palumbo -

Gadaffi sale últimamente en las fotos con unos pelillos que parezco yo con la pelusilla cuando tenía 14 años. Y tiene un fío que jugaba a fútbol en la Serie B italiana.

Si te dijera que soy -

La verdad que este señor pasó de ser un dictador terrorista, y cuando le tocaron los estadounidenses, cuando gobernaba Reagan, se quedó agazapadito y no ha vuelto a dar guerra. Ya ni me acordaba de él.

amalia -

Incitatus?

amaltea -

Pues debe de ser que estoy de lunes a las 8 de la mañana porque estoy espesa espesa. No sé muy bien que comentar, pero por lo menos dejar constancia de que he tocado a tu puerta.
Por cierto ¿ya hace un año de tu visita a Qatar? Recuerdo que escribiste sobre esa ceremonia en la que un caballo blanco subía unas escaleras. Tal y como nos lo contaste,parecía una cosa impresionante y desde aquí, ni salió en la tele ni en la prensa.
Pues eso, ostentación calculada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres