Blogia
roberto zucco

Elecciones en la República Dominicana

Elecciones en la República Dominicana

Ayer por la mañana yo me encontraba en el aeropuero de Panamá más aburrido que una ostra y con la perspectiva de tener por delante casi tres horas de espera hasta que mi avion alzase magesuosamente el vuelo caminito de Buenos Aires. Como no sabía qué hacer, me di una vuelta por las instalaciones y encontré en la sala busness de Copa Airlines un centro de internet. Escribí un post sobre las elecciones en República Dominicana, lugar de donde había llegado minutos antes, y cuando lo hube terminado intenté buscar en Google una fotografía del presidente de la nacion caribeña, a la sazón Leonel Fernández, y que acompaña este mismo post. Cuando comencé la maniobra, el escrito misteriosamente se me borró. Nunca me había pasado, y la sensación de frustración fue tan enorme que se me quitaron las ganas de olver a intentarlo. Ahora, ya en el hotel bonaerense, no sé si tiene demasiado sentido reconstruirlo, pero lo intentaré.

Venía a reflexionar sobre los procesos políticos en España y en República Dominicana, y, fundamentalmente, en sus evidentes diferencias. Ayer no lo escribí tan claro pero hoy, después de haber dormido y recobrado fuerzas físicas e intelectuales, afirmo que se nota a la perfección el diferente desarrollo y concepto que de la democracia tenemos a uno y otro lado del Atlántico, y que yo prefiero la nuestra con todas las imperfecciones que, sin duda, tiene.

Venía a decir también que hace escasamente unas semanas sucedió un hecho lamentable: la presa de Tavera provocó más de treinta muertos en la región de Cibao, y en concreto en su capital, Santiago de los Caballeros, que es donde yo he residido los últimos diez días. Según parece, en la decisión de liberar el agua hubo indicios de negligencia, y, en cualquier caso, esa decisión fue la causante del desbordamiento, de las muertes y de la la destrucción de enseres, casas, cosechas, etc. Todo esto ha ocurrido escasamente a tres meses de las elecciones generales. ¿Os imagináis algo parecido en España? ¿Pensáis cómo podría ser el clima electoral, ya de por sí enrarecido y turbulento?

Dos sorpresas. La primera es que solo el candidato Miguel Vargas Maldonado, algo así como el representante de la oposición de izquierdas, ha osado insinuar que estas muertes podían haberse evitado. No es que diga explícitamente que haya que investigar nada. Solo que es una muestra más de la ineptitud gubernamental. Por cierto, a este Vargas Maldonado todo el mundo lo relaciona con la trama corrupta de Marbella, y con motivo del atentado en Pakistán, ha salido fotografiado en todos los diarios junto a Benazir Butho, en el seno de una antigua reunión de la Internacional Socialista. El Presidente de la República, por su parte, un hombre cabal y buen gestor, lejos de resentirse políticamente del desastre, parece ser que ha salido reforzado. ¿Cómo es posible? Pues muy sencillo: es el que más fotografías se ha hecho con viejecitas y niños embarrados, y con altavoces dirigiéndose a la población prometiendo ayudas gubernamentales. Y estas cosas en un país ajeno mayoritariamente a la reflexión política racional son determinantes.

Es decir, ya no es que no se haya utilizado el asunto como arma arrojadiza, es que, con pequeñas excepciones, el asunto ni se nombra.

La segunda sorpresa, al menos para mí, ha sido ver palpablemente cómo en algunos lugares de la tierra el debate político está descaradamente tamizado por la religión y las creencias religiosas.  Así, por ejemplo, en un spot navideño, Vargas Maldonado no tiene ningún empacho en relacionarse con la divinidad subliminalmente, reconociendo que él es "la esperanza". Otro candidato, Amable Aristy, batiendo el record de indigesto populismo, habla de los pobres (se presenta precisamente como su candidato...), y dice que no es ninguna casualidad que Jesucristo naciera entre ellos. Hasta Leonel Fernández, eso sí, en un tono más laico e institucional, termina el suyo con unas manitas de las que nace una velita navideña que sube hacia los cielos.

Intentad imaginaros una campaña electoral en España parecida a ésta...

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

manauris agustin brito andujar -

con leonel fernandez epa lante que vamos 2012-2016 cuatro años mas y despues hablamo.

pau -

Bueno... piensa que aquí, y supongo que durante tu ausencia, la iglesia la ha montado y buena. Ha hecho campaña a favor de los que les prometen fidelidad económica eterna.

amalia -

Esos candidatos suenan a un Bush naif del subdesarrollo,digo por lo mesiánico.
Roberto,no veo la fecha de este post.Espero que la pases o la hayas pasado bien en Buenos Aires,mi querida ciudad,a pesar del cambalache.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres